Mi primer mes con el reto NoFap.

¿Cómo se siente luego de un mes con el NOFAP?

No es necesario señalar lo dificultoso dejar de masturbarse y dejar de ver pornografía, ya que hacer el reto NoFap requiere de un gran sacrificio y en realidad no hace falta indicar lo que es notorio porque como muchos hombres también he experimentado el sentirse mal porque sientes que no tienes control de ti mismo ni fuerza de voluntad.

En realidad entiendo de manera perfecta todos los detalles cuando uno está librando esta lucha con el objetivo de poder ser libres de toda adicción…

Y no tocarse en un mes suelen pasar muchas cosas, tu estado de ánimo suele cambiar, he experimentado tristeza pero también he experimentado el vivir la vida de manera plena. La masturbación y la pornografía nos engaña a tal punto que creemos que es sumamente normal y tenemos la creencia que es muy normal masturbarse cada vez que uno quiera, pero cuando despertamos de ese engaño observamos otra realidad…

¿Cuándo te terminas de masturbar que sientes? Yo lo sé y lo entiendo, porque lo he vivido, el masturbarse es acabar y estar en la cama o en la silla de una pc mientras veía pornografía con un vacio sumamente inmenso que no se puede describir…

Pero con el reto NoFap mi vida cambió totalmente, no me masturbé por un mes y sentí que transformó mi vida con los múltiples beneficios que experimenté, claro, esto requiere un gran sacrifico, debemos prepararnos y aprender para que podamos cumplir el reto NoFap.

El dejar de masturbarse por un mes requiere de un gran sacrificio, de verdad es una locura, porque hoy en día todo se encuentra sexualizado y se nos hace difícil pero no imposible… Te contaré como me sentí al dejar de masturbarme por un mes, lee con cuidado…

Primera semana.

Mi primer mes con el reto NoFap. PRIMERA SANA

La primera semana del reto es la más difícil, el cerebro de manera inconsciente busca asociar casi todo con la pornografía y la masturbación. Se supera con mucho sacrificio, la primera semana puedes intenta salir de casa cada vez que sientas que estas excitado… Al menos fue mi estrategia por una semana, puedes intentar leer en un parque.

Segunda semana.

Mi primer mes con el reto NoFap. SEGUNDA SEMANA

El salir de la casa la primera semana funcionó, incluso, se redujo la ansiedad social y pude conocer muchas personas. Pero,  me sucedió algo y muy peligroso para los hombres que quieren cumplir este reto y no sé si te ha pasado pero mi mente estaba jugando conmigo.

¿Y cómo jugó conmigo? Quería hacerme creer que era impotente de manera sexual, incluso, tenía erecciones pero no tantas como antes y si sentía excitación pero para alcanzar la erección se me dificultada en gran manera.

A esto me refiero cuando escribí en las líneas anteriores que el cerebro jugó conmigo porque comencé a pensar que algo estaba ocurriendo en mí y tenía la necesidad de impulsar mi virilidad a través de la masturbación para poder tener una erección.

Pero siempre supe que era una trampa de mi cerebro y me comprometí más todavía con el reto porque en realidad quería superar esta conducta fuera de lugar. Esto me sirvió demasiado y pude superar el reto de manera exitosa.

Tercera semana.

Mi primer mes con el reto NoFap. TERCERA SEMANA

Muchas personas que se encuentran en esta lucha no tienen conocimiento el verdadero significado de la masturbación y la masturbación es la estimulación de los órganos genitales y de las zonas erógenas que podemos tener como ser humano. Esta estimulación puede ser con la mano para satisfacernos de manera sexual.

En mi tercera semana fue sumamente ruda, en realidad no mentiré, pero de manera literal sentía que mi cerebro quería jalar mis manos hacia mi pene. Al igual que en la primera semana, en la tercera semana pude ratificar que verdaderamente cumplir con el reto NoFap es sumamente difícil y que requiere de un gran sacrificio. En mi tercera semana me encontraba un poco malhumorado y un poco triste.

Cuarta semana.

Mi primer mes con el reto NoFap. CUARTA SEMANA

En mi cuarta semana para poder llegar al mes de que no me masturbaba, sentía que estaba empeorando, mi mente seguía jugando conmigo mismo, en realidad creía que era un impotente sexual y tenía la necesidad compulsiva de masturbarme, pero me armé  de fortaleza, utilicé esa jugada de mi mente para poder entrenar mi fuerza de voluntad y resistí la tentación.

Mi estado de ánimo era pésimo, en realidad todo me molestaba, incluso, me sentía peor que en la tercera semana, no dormía. Me encontraba muy ansioso y al no poder dormir mi cerebro me quería convencer de que me hace falta masturbarme para poder dormir de manera plena.

Y en realidad no lo hice, aguanté un mes sin masturbarme y cuando cumplí 31 días sin masturbarme me sentí orgulloso conmigo mismo.

A los 33 días sin haberme masturbado como gran resultado, me levanté en una mañana con una erección  casi eyaculo, incluso, la erección duró mucho tiempo y me preocupe en gran manera. Desde que dejé de masturbarme tengo erecciones más fuertes.

Cumpliendo con este reto pude comprender que es necesario controlar aquellas voces que a veces es nuestro cerebro jugando con nosotros mismo y que debemos tener fuerza de voluntad, dominio sobre nuestro cuerpo. Como resultado me siento orgulloso conmigo mismo, tengo diversos pasatiempos y sobre todo siento que estoy viviendo una vida de manera plena sin que nada me esté atando y haciendo sentir mal.

La masturbación y la pornografía es un vicio muy grave para el hombre y para la mujer que se debe superar a toda costa, con todo el sacrificio, te aseguro que cuando superes esta adicción te sentirás orgulloso contigo mismo y querrás cumplir el reto por 90 días.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *