Duchas Frías

Las duchas frías, son una herramienta eficaz para regular el estado anímico.

ducha frias

Los expertos afirman, que la mejor hora para tomar duchas frías, es durante la mañana.

Existen muchas razones, por las pueden convertirse en aliadas infalibles durante el reto NoFap porque aportan muchos beneficios al organismo.

El agua fría oxigena la sangre, activa la circulación y esto favorece la función cerebral.

Tomar duchas frías, puede ayudar a superar ciertos estados de ánimo, como la depresión, la desmotivación y el impulso sexual.

Además, las duchas frías, son prácticas, naturales, seguras y siempre están a disponibilidad.

En otro orden de ideas, el reto NoFap, propone la restauración del cerebro, eliminando los ciclos aprendidos de estímulo y gratificación.

Para ello, se estipula que es necesario romper esquemas que se han creado mediante la liberación de dopamina frente a la pornografía y la masturbación.

Durante el reinicio, es común que surjan impulsos sexuales, estos, generalmente terminan por orillar al individuo a la búsqueda de la gratificación ya conocida.

En relación al proceso de restauración cerebral, las duchas frías, viene a ser una estrategia para reducir o eliminar la compulsión sexual.

Muchos de los participantes del reto NoFap, expresan por medio de los foros y chats, sus experiencias.

En esos testimonios, se pueden encontrar muchas alusiones al uso de las duchas frías como una forma de recuperar el control de las emociones y también para disfrutar de los beneficios adicionales.

 

¿Qué beneficios aporta el agua fría para el organismo?

Una ducha fría, como parte de las estrategias para permanecer NoFap, aporta beneficios para todo el cuerpo y muy especialmente para la función cerebral.

Por lo tanto, son valiosas herramientas en la prosecución de la meta final, como se verá a continuación…

 

Beneficios de las duchas frías

Las duchas frías estimulan el sistema nervioso, promoviendo la actividad mental y creando un estado de alerta sensorial.

Duchas frias nofap

Al estimular el funcionamiento cerebral, también sirven para reforzar el sistema inmune y despejar la mente de emociones negativas.

Limpiar el cuerpo, favorece la autoconciencia del individuo y le permite conectarse consigo mismo. Esta rutina, propicia la relajación de los músculos, causando distensión en la pelvis.

El contacto con agua fría, produce un impacto a nivel perceptivo.  Esto genera la activación inmediata de la circulación sanguínea.

A tal efecto, se produce una liberación extra de adrenalina, que favorece la energía, por ello, combate el desánimo y el desgano físico.

Al disponer de una mejor oxigenación en la sangre, se beneficia el cerebro y se liberan tensiones.

Adicionalmente, se deben considerar otros beneficios, de esta rutina de forma diaria, ya que se afirma que las duchas frías alivian el estrés, la ansiedad y combaten la depresión.

La activación de los receptores sensoriales, promueve una mejor vinculación con la realidad física, es decir con el cuerpo, esto induce a la conciencia del presente.

Gracias a la activación de los sentidos, es más fácil obtener un estado de lucidez, especialmente como remedio a la neblina mental, características de las primeras fases del reto NoFap.

 

Otros beneficios…

Cuando se somete la masa muscular al frío, se activan receptores GLUT4, estas son proteínas que retiran la glucosa del torrente sanguíneo.

Tal proceso, mejora la resistencia a la insulina, en este sentido se requiere de menos insulina para que los músculos se nutran de la glucosa.

Esto es especialmente beneficioso para los diabéticos.

El uso de duchas heladas, puede substituir el consumo de café.

Esto obedece a que el choque térmico aviva el sistema nervioso simpático, el cual al tratar de regular la temperatura corporal, libera grandes cantidades de adrenalina.

Esto es útil para disipar la neblina mental, la confusión y la ansiedad.  El incremento de adrenalina produce igualmente una mejor disposición a la alegría.

Por qué Darte Duchas Frías

 La elección de las duchas frías, antes de la hora del descanso es bastante útil para ayudar a conciliar el sueño de forma serena y rápida.

Este tipo de duchas relajantes, deben tomarse por lo menos una hora antes del momento de acostarse.

Como resultado, será mucho más fácil relajar la mente y abandonarse al sueño reparador, esta reacción corporal se produce por la necesidad de homeostasis

Más sencillamente, cuando el cuerpo se expone al estrés del frío intenso, la calidez de la cama produce un efecto totalmente contrario, propiciando una completa relajación corporal y psicológica.

El calor, provoca que el estado de alerta, activado por el agua fría, se convierta en un estado tranquilizador.

Las duchas frías nocturnas deben tomarse sólo si han pasado por lo menos 2 horas de la última comida.

 

¿Cuál es la forma correcta de tomar una ducha fría?

Aunque parezca irónico, o rebuscado, tomar una ducha requiere de cierta técnica.

Si se desea obtener el máximo beneficio, en el aspecto de la relajación, es mejor comenzar con una ducha tibia de manera normal. Luego de ésta, se puede terminar con agua fría, por aproximadamente diez minutos.

Otra forma interesante, es alternar el agua tibia con fría. De esta forma se potencian los efectos más relevantes, que son la estimulación cerebral y la relajación física.

Es importante señalar que, cuando se alterna entre agua tibia y fría, los cambios no deben ser graduales. Es decir el cambio de temperatura debe producir un marcado impacto sobre el cuerpo.

De lo contrario, no producirá el resultado que se busca. En otras palabras, el agua debe recorrer de forma total y simultánea toda la piel.

Los efectos negativos de las duchas frías, son pocos, y están condicionados a situaciones preexistentes de salud.

Las duchas frías y la flatline

La teoría de que las duchas frías pueden elevar el estado de ánimo, se basa en la estimulación sensorial.

A tal respecto, se sugiere que la rutina de bañarse con agua fría, induce una mayor tolerancia al estrés.

Siendo así, las duchas frías favorecen la capacidad psicológica para responder al estrés.

En el mismo tenor, se asegura que la exposición repetida al agua fría, permite asociar el estrés del frío al estrés psicológico, fortaleciendo la resistencia a ambos.

El impacto del agua fría, actúa sobre los neurotransmisores, creando impulsos eléctricos que se dirigen hacia el cerebro.

En este sentido, las terminaciones nerviosas, distribuyen pequeños choques eléctricos a través de las células neuronales.

Como resultado, se produce una acción antidepresiva, ya que el cerebro está tan estimulado, que libera endorfinas y otras enzimas como la serotonina y la adrenalina.

Ambas son enzimas que combaten la depresión propia de la flatline de NoFap.

duchas frías y la flatline

Las duchas frías y la salud en general

Además de los beneficios que ofrecen los baños con agua fría durante el reto NoFap, existen otros aportes favorables.

Entre ellos, se destacan los beneficios para el sistema inmune.

Aunque algunos especialistas afirman que no existen pruebas concluyentes, se cree que las duchas pueden reforzar el sistema de defensas del organismo.

Un estudio realizado en 2016, refirió entre sus conclusiones, que al tomar una ducha fría de manera regular, se redujeron, en más de un 20% las enfermedades.

Esto se obtuvo luego de adoptar este hábito, durante los siguientes 90 días siguientes al inicio del estudio.

Para la observación de los resultados ya referidos, los individuos debían ducharse durante 30 días.

Para este fin, la ducha de agua fría, se realizaba luego del baño habitual con agua caliente o templada, en lapsos de 30, 60 y 90 segundos.

En este contexto, se establecieron 3 grupos de estudio. Como consecuencia, se estableció que la duración de la ducha fría no representaba un aspecto determinante para obtener los beneficios esperados.

De allí pues, se concluyó que la nueva rutina, produjo un incremento de la energía, además del ya mencionado.

En cuanto a la afirmación de que las duchas frías ayudan a recuperar los músculos luego del ejercicio, existe disparidad en los estudios.

Sin embargo el mayor peso recae sobre la capacidad de estas duchas de reducir el dolor muscular y favorecer la recuperación de la energía física luego del ejercicio.

salud en general

Conclusiones

De acuerdo al doctor Tulleken, un reconocido especialista, las terapias con duchas frías aún no poseen suficiente sustento científico.

Es decir, no hay evidencias conclusivas. No obstante, debido a que tampoco poseen efectos secundarios negativos, siguen siendo recomendadas.

En este sentido, muchos participantes del reto NoFap han manifestado importantes mejorías en algunas de las condiciones asociadas a las fases iniciales del NoFap.

Esto se aplica especialmente al periodo en el cual se presentan las peores condiciones emocionales. Es decir la flatline.

Otro efecto positivo de las duchas frías puede obtenerse durante los momentos que preceden al edging.

En este caso, se pueden utilizar para alejar la sensación, distraer la mente del impulso sexual y relajar la musculatura.

Además, la adrenalina resultante puede ayudar a realizar actividades que favorezcan la distracción física y mental de la necesidad de dopamina.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *