Porno y como afecta el cerebro. DESTACADA

Porno y como afecta el cerebro.

Cómo afecta negativamente al cerebro el porno.

Es muy evidente que el porno actualmente tiene una inmensa popularidad y es muy fácil acceder a ella. Pero, siendo más transcendental de aquellos datos o de esos impulsos físicos, los investigadores y científicos han estudiado y pudieron comprobar que el porno genera diversas consecuencias neuronales y estructurales en los usuarios que consumen mucha pornografía.

La pornografía nos puede generar placer pero también nos puede convertir en adictos, según el estudio que se realizó por un grupo de científicos en Suecia en el Instituto de Karolinska. Los científicos afirman que al mirar una imagen erótica nuestro cerebro la traslada a la síntesis de un neurotransmisor que se llama dopamina, es un factor sumamente importante en nuestro sistema de recompensa de nuestro cerebro.

Conforme de que los cerebros recompensan a las personas por consumir porno, ellos también aprenden que el porno es una manera de tener placer y por lo tanto buscan experimentar la experiencia numerosas veces. Consumir mucho porno se puede tornar o comparar como cualquier otra adicción o conducta distorsionada.

¿Cuáles son las partes del cerebro que se encienden en el cerebro cuando observamos porno?

Porno y como afecta el cerebro. CUALES SON LAS PARTES DEL CEREBRO QUE SE ENCIENDEN CUANDO VEMOS PORNO

Los científicos  e investigadores indican que en nuestro cerebro existen tres zonas que se activan cuando consumimos pornografía: la amígdala cerebral, el cuerpo estriado y la corteza cingulada anterior, esta última se encarga del manejo emocional y ejecutivo de la persona.

En el año 2014 los alemanes del Instituto Max Planck lograron concluir que el consumir exageradamente pornografía altera la estructura del cerebro de la persona, esto reduce el volumen de materia gris en su lóbulo derecho, esto perjudica directamente en el comportamiento del consumidor.

Cuando los científicos descubrieron este importante vínculo lo relacionaron directamente con el comportamiento de observar porno unas cuantas horas durante la semana. Los investigadores también pudieron afirmar que existen casos que pueden ser al revés, las personas consumen porno porque no tiene un dominio propio o control sobre sus impulsos.

En el año 2016, se pudo comprobar que aquellas personas que ven pornografía tuvieron su primera experiencia sexual antes de tiempo y siguen teniendo más sexo de lo normal en toda su vida. Esto se pudo comprobar con un equipo de científico internacional.

¿Porn Brain?

Los científicos pudieron nombrar a este mal: ‘’porn brain’’ (el cerebro pornográfico), esto lo explicaron cuando encontraron el vínculo más importante que tiene el cerebro y el porno. Esto se mencionó en las líneas anteriores. Estos científicos hicieron un experimento con aquellas personas que consumían porno y se convirtieron testigos de que el núcleo estirado disminuía su tamaño en los consumidores.

Estas consecuencias se encuentran vinculadas directamente con la inmensa estimulación del sistema de recompensa del cerebro de los adictos a los videos pornográficos, esto se activa con los estímulos externos y se encarga, a la vez, de liberar o expulsar los dos neurotransmisores que son responsables del placer como la dopamina y la oxitocina.

La pornografía es igual de adictivo que una droga.

Porno y como afecta el cerebro. LA PORNOGRAFIA ES IGUAL DE ADICTIVO QUE UNA DROGA

Como si fueran poco las peligrosas advertencias que se han realizado desde Alemania, otra investigación que se realizó en la Universidad de Cambridge, se encuentran adelantado sobre las consecuencias del consumo de la pornografía.

Según los numerosos científicos e investigadores de origen británico, el cerebro de aquellos individuos que suelen consumir pornografía de forma excesiva durante el año, suele reaccionar de igual forma que aquellos individuos que tienen dependencia con las drogas.

Es increíble, pero esta es la realidad, incluso, hasta el extremo, de que los viciosos del porno suelen sufrir el síndrome de abstinencia.

Esto sucede también con los adictos a las drogas, que suelen buscar drogas porque tienen que saciar su adicción y no es que disfrutan el consumir drogas,  de igual forma, estos casos suceden con los adictos al porno. Sinceramente, para ser más prácticos, si ellos no se encuentran observando videos pornográficos, entonces, no tienen la capacidad de calmar su ansiedad.

Para concluir, un estudio de Cambridge indica que el consumo de porno exagerado tiene otras consecuencias, como aquella dificultad para poder tener relaciones sexuales de manera plena. Esto se comprobó con algunas encuestas realizadas, la mitad de los adictos al porno sufren dificultades para poder tener una erección con sus parejas, es un problema que se repite cuando a menudo se consume mucha pornografía.

Conclusión.

Porno y como afecta el cerebro. CONCLUSION

Como hemos visto, el porno genera serias consecuencias en nuestro cerebro, distorsiona nuestro comportamiento y nos convertimos en dependiente a unos simples videos. Y es una adicción que es muy difícil de salir y sobre todo si absolutamente todo se encuentra sexualizado desde la música que escuchamos hasta lo que podemos observar en la televisión, esto es por motivos de marketing.

Pero, debemos descubrir la manera de cómo dejar de ser adictos a la pornografía, aunque este artículo en realidad plasma los efectos negativos del porno en el cerebro humano. Es muy grave la disminución de la materia gris en el cerebro, ya que nos convertimos en personas incapaces de poder controlar nuestros comportamientos, es decir, no tenemos dominio propio de nuestro cuerpo.

También nos genera otras consecuencias, esas consecuencias son: problemas con nuestras familias y problemas con nuestra pareja. Con nuestras familias podremos tener problemas porque intentan ayudarnos y como  somos adictos no queremos y hasta negamos que necesitemos ayuda, cuando en realidad la necesitamos.

Con nuestra pareja porque se puede sentir menos amada y no podemos tener un buen desempeño sexual. Ya que nos puede parecer más atractivo el auto complacernos que tener sexo de manera plena con nuestra pareja. Yo recomiendo profundamente consultar con un psicólogo para buscar soluciones. Estas consecuencias no son permanentes…

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *