hiperplasia benigna de próstata DESTACADA

hiperplasia benigna de próstata y la disfunción eréctil.

La hiperplasia benigna de próstata, conocido por sus siglas HBP es un tumor benigno y es sumamente frecuente en los hombres cuando tienen más de cincuenta años de edad. Este tumor ocasiona el agrandamiento del pene. Esto pasa conforme al crecimiento de la próstata, se origina una presión en la uretra y en el cuello de la vejiga, ocasionando incapacidad para orinar, incontinencia y micción dolorosa…

Este tumor se caracteriza por el incremento de las células prostáticas (células epiteliales y estromales) y ocasiona el crecimiento en la glándula prostática en el área de transición de la próstata. Aún se desconoce lo que origina el crecimiento de la glándula y también de la obstrucción de la uretra.

Diagnóstico.

Para poder diagnosticar este tumor benigno en una práctica clínica, normalmente, se sospecha del crecimiento desproporcionado de la próstata (se diagnostica el crecimiento de la próstata por el tato rectal o por el incremento del antígeno de la glándula prostática), claro, aunando la dificultad para orinar y los diversos síntomas que se presenta en el tracto urinario inferior.

Todos los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata se suelen vincular normalmente con una uretra obstruida por la inflamación de la próstata o también porque la vejiga se encuentra irritada y hay una resistencia en la salida…

La hiperplasia benigna de próstata suele alcanzar el 40% de los hombres en el mundo cuando tienen más de cincuenta años y el 90% de todos los hombres cuando tienen noventa años. En Europa, específicamente en España los médicos estiman que existe una prevalencia del HBP de un 11.8% de todos los hombres que tienen más de 50 años, un 30% de hombres que tienen más de 70 años…

Incluso, es la primera causa para consultar un urólogo y la segunda causa es una intervención quirúrgica…

Disfunción eréctil.

Disfunción eréctil. hiperplasia benigna de próstata y la disfunción eréctil.

La disfunción eréctil es la incapacidad de que un hombre tenga o mantenga una erección por un tiempo suficiente para poder tener relaciones sexuales de forma satisfactoria y placentera.

Cuando un varón se encuentra excitado sexualmente, el cerebro envía una señal por la médula espinal y esto genera el incremento de flujo sanguíneo hacia el pene. De esta manera, todos los cuerpos cavernosos del miembro crecen y la túnica albugínea rodea los cuerpos cavernosos con el veno-oclusivo, es un mecanismo que impide que suceda el retorno venoso.

Gracias a este mecanismo, él puede miembro tiene una rigidez y puede tener una erección. Cuando el hombre eyacula, este proceso se revierte, y, por ende, el pene recupera el estado flácido natural. Si un hombre experimenta disfunción eréctil, es porque la cantidad de flujo sanguíneo que está llegando al pene no es suficiente para que se produzca una erección o para mantener la erección por el tiempo necesario…

Causas de la disfunción eréctil.

Esta impotencia sexual masculina tiene su origen, suelen ser causas físicas o las causas psicológicas. La disfunción eréctil al igual que la HBP roba toda nuestra atención, ya que existe una relación en la coexistencia de esta enfermedad…

Las causas físicas son alteraciones vasculares, como, por ejemplo: la aterosclerosis, arterioesclerosis, la hipertensión, tener el colesterol alto, tener diabetes, padecer enfermedades neurológicas y sufrir de problemas hormonales…

Un hombre que se haya hecho una cirugía al nivel del colon o por cáncer de próstata o una radioterapia en la pelvis, es un motivo para sufrir de disfunción eréctil, ya que los nervios y los vasos sanguíneos se pueden dañar.

Otra causa física son los traumatismos, las enfermedades en su estado crónicas y los efectos secundarios de un determinado medicamento.

Ahora, las causas psicológicas que ocasiona disfunción eréctil en el hombre, pueden aparecer sin ninguna causa, aunque, existen casos que puede tener una correlación con las enfermedades físicas.

Las causas psicológicas es la ansiedad, estrés depresión y los problemas sentimentales de manera regular.

Actualmente, se estima que más de dos millones de hombres se encuentran sufriendo de disfunción eréctil en todo el mundo, en España representa el 40% de hombres y el 19% de hombres en todo el mundo. Pero, aunque existe esta cifra tan elevada, si se diagnostica y se trata correctamente, el hombre puede superar esta dificultad sexual y puede tener relaciones sexuales como si no hubiera pasado nada.

Hiperplasia benigna de próstata y la disfunción eréctil.

hiperplasia benigna de próstata y la disfunción eréctil.

La disfunción eréctil y los síntomas que se presentan en el tracto urinario inferior, son efectos secundarios de la hiperplasia benigna de próstata y son enfermedades que prevalecen y normalmente coexisten en los hombres de mediana edad y de edad avanzada. Se han registrado casos de hombres jóvenes presentando hiperplasia, pero son muy pocos…

La disfunción eréctil y el sistema tracto urinario inferior suelen compartir unos factores de riesgo que suelen predisponer a personas a que padezcan estas patologías, como la edad, la aterosclerosis, isquemia o neuropatías.

La OMS ha realizado numerosos estudios epidemiológicos y han identificado una fuente que la vincula con la edad y la disfunción eréctil, junto con el sistema tracto urinario inferior. Pero, existen muchos hombres que presenta esta impotencia sexual que dificultades en el sistema tracto urinario inferior.

Aproximadamente se estima que existen más de 110 millones de persona que sufren de disfunción eréctil o de HBP. Los resultados de los estudios recientes, arrojan que la disfunción eréctil junto con la HBP tiene una causa fisiopatológica. La principal causa es que exista una disminución del aporte sanguíneo en la próstata y en el pene.

La enzima PDE5, conocida también como fosfodiesterasa se localiza en la vejiga, próstata y en el pene y normalmente predomina en el área de transición prostática, se origina de la HPB, por lo cual, inhibe la relajación del músculo liso en los órganos ocasionando que el músculo liso esté contraído.

Esto a la vez dificulta la circulación sanguínea del organismo, por lo cual, en el pene impide que exista una erección y suele contribuir con el desarrollo de los STUI.

Cuando el PDE5 está inhibido, el músculo liso se relaja e incrementa la circulación sanguínea, esto ayuda a que los síntomas de HBP se alivien, de igual forma con la consecución de una erección.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *