El Sadomasoquismo

El sadomasoquismo se ha practicado desde 茅pocas muy antiguas. Aunque a煤n en la actualidad goza de mal reputaci贸n, sigue siendo una pr谩ctica bastante com煤n.

Sadomasoquismo
Est谩 considerado como una expresi贸n de sensualidad extrema, considerada en algunas sociedades como una perversi贸n.

Dentro del sadomasoquismo, el dolor, la humillaci贸n y la dominaci贸n son elementos fundamentales. Por ello, fue considerado como un trastorno mental durante muchos a帽os.

El placer que se obtiene de estas pr谩cticas es desconocido para las personas que se enmarcan dentro de la sexualidad tradicional, pero no por ello, carece de valor para quienes lo disfrutan

Muchos estudios relacionados a esta vertiente de la sexualidad humana, han comprobado que practicar el sadomasoquismo es simplemente trascender ciertos l铆mites convencionales.

Recientemente se publicaron los resultados de una investigaci贸n en la universidad de Idaho, en los cuales se evidencia que las pr谩cticas del sadomasoquismo pueden considerarse como juegos sexuales que ayudan a liberar las tensiones y el estr茅s.

Algunos especialistas en el tema, afirman que cualquier actividad consensuada es v谩lida como expresi贸n de sensualidad y si quien recibe el dolor est谩 dispuesto a sufrir los castigos para aumentar su deseo sexual.

Esto no debe considerarse perversi贸n o alteraci贸n de la salud mental.

Un aporte significativo de esta pr谩ctica radica en el rompimiento de patrones y tab煤es vetustos y desactualizados que limitan la vida apertura a una vida sexual plena y gratificante.

驴Qu茅 significa realmente sadomasoquismo?

Esta palabra surge de la uni贸n de los t茅rminos sadismo y masoquismo.

Simboliza que la persona es capaz de experimentar placer a trav茅s del dolor infringido por otra persona, usualmente su pareja o compa帽ero de juegos.

Este g茅nero de placer, pertenece a las parafilias conocidas en el 谩rea de la psicolog铆a y englobadas en el BDSM.

El sadismo

  • Este vocablo se origin贸 del marqu茅s de Sade, personaje hist贸rico que le dio gran relevancia en sus escritos a ciertas pr谩cticas crueles, usualmente sexuales.
  • El sadismo es, b谩sicamente la disposici贸n a sentir placer mediante castigos y otros actos de dominio o crueldad.

El masoquismo

  • Es el complemento del sadismo, y se refiere a la capacidad de disfrutar del dolor. Es decir, obtener gratificaci贸n mediante el sufrimiento.
  • por ende, se hace necesario aclarar que ambos t茅rminos poseen tambi茅n una connotaci贸n dentro de las ciencias de la salud mental, como un trastorno mental.
  • Estos casos, obedecen a concepciones y factores diferentes a los actos consensuados que se desarrollan en las sesiones de BDSM.
  • Los actos de masoquismo, pueden provenir de la misma persona o de otra. Esta parafilia se distingue de otras en que se produce una mezcla de placer y dolor que, usualmente se traduce en excitaci贸n sexual.
  • El sadismo y el masoquismo, son parte de la naturaleza humana, pertenecen a los instintos primitivos, los cuales se han controlado como parte de los procesos de adaptaci贸n social.

Los Switchs

  • Las personas asiduas a las experiencias de sadomasoquismo dentro del BDSM, tienden con frecuencia al intercambio de los roles de sumiso y dominante.
  • Muchos de los participantes de tales juegos de dominaci贸n, se sienten c贸modos en cualquiera de los dos roles.
  • El t茅rmino switchs, se utiliza para se帽alar esta relaci贸n de conmutaci贸n o cambio de roles que se practican en las sesiones de BDSM o las experiencias er贸ticas de las parejas iniciadas en esta alternativa er贸tica.
  • Aunque no es una regla, las personas que disfrutan el rol de dominante pueden experimentar placer siendo sumisos y viceversa.

Din谩mica y elementos del sadomasoquismo

El factor fundamental, para establecer la concepci贸n personal de sado masoquista es la algolagnia.
Esta palabra, define una anomal铆a, presente en las personas que practican y disfrutan el dolor como forma de placer.

En el caso de los s谩dicos, esta capacidad se manifiesta de forma activa. Cuando se relaciona con los masoquistas, se exterioriza de manera pasiva.

elementos del sadomasoquismo
Estas experiencias resultan gratificantes y sensuales para quienes deciden dejar salir sus tendencias primitivas.

Es decir, cuando las parejas deciden iniciarse en los juegos del BDSM, comienzan a disfrutar de aspectos antes desconocidos.

Los especialistas se帽alan que estas pr谩cticas pueden aportar una serie de beneficios a la vida de pareja.
Las t茅cnicas de estimulaci贸n sadomasoquista, siempre deben inducir reacciones placenteras. Esta se desprenden de la dominaci贸n ejercida sobre la personas.

Es un juego en el cual ambos roles sienten gratificaci贸n tanto mental como f铆sica.
El sadomasoquismo parte fundamentalmente de la participaci贸n de dos personas que asumen roles complementarios.

El dominante, en su rol de s谩dico, produce dolor en diferentes gradaciones o formas.

El sumiso, la parte que entrega el control al dominante, es el elemento masoquista, pues a trav茅s del dolor producido sobre su cuerpo, o las humillaciones se siente excitado y gratificado.

El Sadomasoquismo
Dentro de esta vertiente sexual, los roles son de gran importancia, tambi茅n existen elementos imprescindibles para que pueda enmarcarse en dentro del BDSM.

Por ejemplo, es un requisito que el ejercicio de esta disciplina responda a los principios fundamentales, es decir que sea sano, seguro y consensuado.

Tambi茅n hay dispositivos de regulaci贸n, como la palabra de seguridad, que brindan control moment谩neo al sumiso durante las pr谩cticas.

Formas de disfrutar del sadomasoquismo

Algunas formas de disfrutar de la estimulaci贸n mediante los juegos sadomasoquistas son las siguientes:

1.- la inmovilizaci贸n

Formas de disfrutar del sadomasoquismo
Esto se define como la privaci贸n del movimiento mediante diferentes t茅cnicas de atadura.
Normalmente, se sujetan las extremidades entre s铆 o a la cama.

Tambi茅n suelen utilizarse postes o dispositivos especiales para este fin.
Este arte, de atar a las personas dominadas, es muy antiguo, hay diferentes variantes a nivel global.

El shibari, por ejemplo es de origen oriental, y en 茅l las ataduras poseen un car谩cter sensual y est茅tico muy marcado.
Dentro del Bondage occidental.

Tambi茅n existen principios o t茅cnicas espec铆ficas para hacer de esta experiencia algo sensual y estimulante.

Las ataduras pueden combinarse con otro tipo de est铆mulos, especialmente los castigos.
Aunque la sensaci贸n de indefensi贸n basta en muchos casos para producir placer er贸tico.

La inmovilizaci贸n puede hacerse con cuerdas, esposas o cualquier otro accesorio como bufandas o cinturones, por ejemplo.

2.- La privaci贸n sensorial

La privaci贸n sensorial

Esto consiste en eliminar la percepci贸n sensorial, usualmente se priva de la vista mediante vendas.

Nuevamente, el aspecto psicol贸gico relacionado a la indefensi贸n o entrega del control a la pareja juega un papel muy significativo en la b煤squeda del equilibrio dolor-temor-placer.

Las sensaciones a nivel corporal se incrementan cuando se priva al cerebro de alguno de los sentidos. Por lo tanto esta acci贸n tiene un efecto estimulante sobre la piel.

Esto tambi茅n suele combinarse con otros elementos como plumas, cubitos de hielo o pellizcos.

Cuando la sesi贸n es realizada por conocedores, puede incluir l谩tigos, varas o cualquier otro accesorio pertinente para causar dolor-placer en la parte sumisa.

3.- Contacto brusco o toques

Tambi茅n se conocen como castigos, y son est铆mulos directos sobre el cuerpo.
Entre estos se incluyen los azotes, nalgadas o golpes con diferentes objetos.

El spanking, por ejemplo se relaciona con las nalgadas o azotes en el 谩rea de los gl煤teos.
Mientras caning, son los golpes con varas especiales en varias partes del cuerpo.

Ambos, son solo algunos de los m茅todos utilizados para despertar o elevar el impulso er贸tico en la persona que adopta el papel de sumisa.

Dentro de los m煤ltiples juegos, se incluye el uso de pinzas, ganchos, cinturones, palas y otros.
Otros elementos

Contacto brusco o toques

El sadomasoquismo, est谩 vinculado con ciertos estereotipos sociales.
La sola menci贸n de estas palabras, causa en la mente de los oyentes una predisposici贸n sobre las personas relacionadas a estas pr谩cticas sexuales.

Esto se debe principalmente a que dentro de la sexualidad alternativa el sadomasoquismo, como parte del BDSM forma parte de un estilo de vida y sus practicantes lo consideran m谩s que un juego sexual, una cultura.

La cultura sado, puede oscilar en ambos extremos, desde las caricias un poco fuertes entre parejas, hasta sesiones de suspensi贸n con ganchos.

Como constante, el castigo corporal no puede faltar durante una sesi贸n de sado. No obstante, la diferencia radica en la intensidad.

Este factor hace fomenta la divergencia y permite que el sadomasoquismo como juego er贸tico, pueda adaptarse plenamente tantas a las ideas como a la resistencia de cada participante.

En cuanto a otros elementos no mencionados, es com煤n que se incluya dentro del juego de roles, el uso vestuario, accesorios de cuero, collares, instrumentos de castigo y un vocabulario particularmente peyorativo.

El sadomasoquismo light

sadomasoquismo light
Contrario a lo que parece, cualquier pareja puede iniciarse en este tipo de pr谩cticas sin pertenecer a comunidades de BDSM. Este tipo de sado, suele llamarse sado ligero.

La particularidad del mismo, es que se realiza como parte de los juegos previos al encuentro sexual.

Se incluyen peque帽as acciones de castigo, como nalgadas o caricias un poco rudas. Normalmente, no rebasa los l铆mites de lo normal.

Las personas que han participado en este tipo de experiencias, manifiestan que no se requiere de un vasto conocimiento sobre las reglas o elementos del BDSM.

Solo es requerido que haya consenso y confianza para introducirse de forma paulatina en el disfrute de la sensualidad que producen estas vivencias.

Las diferentes alternativas que est谩n disponibles para realizar una sesi贸n de sadomasoquismo, otorgan un panorama bastante amplio a las parejas estables que desean a帽adir un toque de frescura a la relaci贸n.

 

Comentar

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *