Rol equino. BDSM

Los juegos de rol equino, pertenecen a la gama de los juegos eróticos de dominación y sumisión.

Rol equino. BDSM

Se encuentran en la categoría de pet play, aunque su dinámica es bastante diferente de los kitten play y los puppy play.

Los juegos de rol son prácticas basadas en el consenso, en las cuales la dominación es la base fundamental.

El juego de rol equino, se conoce dentro de las esferas del BDSM como ponyplays.

Los ponyboys o ponygirls, hacen referencia los participantes, dependiendo del género de quien asume las características equinas.

Los participantes de tales juegos, son generalmente personas vinculadas al BDSM.

La razón principal para asumir el rol equino, es la necesidad de humillación, que en estos casos, es un ingrediente trascendental para el juego erótico.

Como es de suponer, en las sesiones de ponyplay, el poni es representado por la parte sumisa.

ponyplay

Atuendo de los Ponyplays

Las ponygirls, es decir las féminas que participan en este excitante juego de roles, portan los accesorios de un caballo.

Entre ellos, se incluyen herraduras, bocado y bridas. En ocasiones también se agrega una montura y la airosa cola, tan representativa de los caballos.

En contraste, los ponyboys, suelen llevar mayores atavíos, en relación a su resistencia física. En este caso, el ama de este caballero que asume rol equino, debe cuidar su salud. Para ello se deben conocer y respetar los límites físicos del “pony”.

Dentro de la cultura BDSM, en la cual es donde se efectúan con mayor formalidad este tipo de juegos, las indumentarias suelen ser de materiales característicos.

Por ejemplo, el látex, el cuero y la lycra son referentes casi obligados para el vestuario que suele observarse durante el juego de rol equino.

El rol equino, no se limita solo a los caballos, las cebras, asnos y mulas también pueden estar representadas.

Aunque por su mayor atractivo y elegancia, los más destacados suelen ser los caballos y las cebras.

 

El rol equino y la sumisión

Adoptar las características de un animal doméstico, está relacionado estrechamente con la condición de pasividad.

Esta se representa de forma alegórica con los animales, puesto que incluye renunciar a los derechos humanos.

Para el sumiso en rol equino, las posibilidades de rebelarse son casi nulas y normalmente resultan en castigos o reprimendas severas.

Como es obvio, de esta dinámica relacional, surge la gratificación sadomasoquista demandada mediante esta interesante tendencia erótica

El pony, asume normas establecidas por el amo. Estas reglas pueden ser holgadas o muy estrictas, dependiendo del consenso o los gustos de las partes involucradas.

Un sumiso en su rol equino, no habla por indicaciones de su amo. En otros casos no es necesario, pues el bocado le impide articular palabras.

El adiestramiento, es necesario durante las primeras sesiones, para que el sumiso conozca y acate las reglas de su amo.

Quien asume el rol dominante, es decir el amo, puede establecer nuevas reglas o reemplazar las que considere necesarias.

Cuando el pony no cumple con lo estipulado, se aplican los castigos, esto sirve para reforzar la desigualdad necesaria en cualquier relación de D/s.

Un sumiso en rol equino, solo debe expresarse a través de relinchos y resoplidos. Las miradas y los corcoveos también tienen su significado.

En este sentido, amo y pony deben estar muy integrados para que puedan comprenderse ambos durante el juego.

Debido a la dificultad para articular palabras inteligibles, el pony debe utilizar un gesto en sustitución de la palabra clave de seguridad.

Generalmente los gestos son bastante claros, por ejemplo caer de rodillas o una postura definida antes de comenzar la sesión.

Esto servirá para indicar claramente que se han repasado los límites o que existe alguna urgencia o necesidad que debe ser satisfecha.

El rol equino y la sumisión

El amo, parte dominante dentro del rol equino

El amo, debe estar muy atento a estos gestos, así como cualquier manifestación de fatiga o malestar por parte del pony.

Es muy importante considerar que os aparejos colocados sobre el sumiso en rol de equino suponen un gran esfuerzo físico. Adicionalmente, la capacidad de manifestar la existencia de circunstancias como el dolor o ahogamiento, está restringida seriamente.

Otra limitación está en el uso de las manos, con las cuales no pude rascarse, indicar un lugar de su cuerpo, ni alimentarse.

Por tal motivo, el amo observar con atención a su sumiso para prevenir daños a su salud.

Es obligación del amo, mantener a su pony hidratado y alejado de situaciones de riesgo.

En su rol de amo, el dominante alimenta, cuida y protege a su equino.

 

Alimentación del equino

Generalmente, los alimentos combinan agradablemente verduras y cereales, para semejar la comida que ingieren los equinos.

La comida se suministra sin aliños, usualmente cruda, lo cual es seguro pues no se incluyen alimentos que deban ser cocidos.

El pony debidamente distraído comerá sin utilizar sus manos. En caso de no acatar estas reglas o no comer los alimentos recibe el tradicional castigo.

Obviamente, la base de esta dinámica es mantener al pony bajo el dominio, del cual se desprenden una serie de situaciones humillantes.

Es en estas circunstancias donde se despliegan los castigos. Después de todo, no debe olvidarse que es solo un juego consensuado.

Otro elemento dentro del juego de rol equino, es la sexualidad.

En este aspecto, la sexualidad y la fisiología en general se encuentran a merced del amo. Dependiendo de los límites de la relación amo/sumiso, el pony tendrá libertad para liberar su vejiga o sus esfínteres al modo habitual de los equinos.

En caso contrario, tendrá un lugar asignado y durante estos momentos deberá “soltar” su identidad equina.

Usualmente, se pretende que el pony no salga de su rol, pues resta realismo a la experiencia.

No obstante este aspecto depende de las preferencias del dominante.

Alimentación del equino

Sexualidad y gratificación

 

Como parte de la estimulación erótica, los castigos y el aspecto visual son muy significativos.

En algunos casos, el equino permanece desnudo, a excepción de los aparejos ya mencionados.

El amo, suele condicionar las reacciones sexuales de su sumiso o sumisa.

Parte del juego de dominio reside en restringir el deseo sexual, y más especialmente impedir la gratificación por medio de la masturbación o el acto en sí.

 

Cuidado y adiestramiento del equino

Durante el aseo, es necesario retirar los aparejos del cuerpo, de esta forma se puede limpiar mejor cualquier pliegue de la piel.

Además, los accesorios son de cuero, por lo cual es mejor no mojarlos con mucha frecuencia.

Un baño con agua corriente, al igual que se le hace a un caballo es suficiente para el sumiso.

Otras alternativas, dependen del entorno. Por ejemplo, un arroyo o una simple manguera, puede suplir la necesidad de higiene básica de un participante en el juego de rol equino.

Con respecto al adiestramiento, se puede afirmar que esto es lo más interesante dentro del juego de dominio.

Es en esta etapa en la cual se imponen las reglas de comportamiento y se reciben los añorados castigos o reforzamientos positivos.

Dentro de este concepto, se involucran actividades idénticas a las que se despliegan frente aun equino verdadero.

Las más comunes, son obligar a dar vueltas al compás que marca el dueño.

Enseñarle a trotar, galopar o caminar al paso, son algunas de las más sencillas enseñanzas que se dan al pony humano.

Esto no limita de ninguna forma la creatividad de los participantes.

Por ejemplo, el amo puede entrenar a su esclavo en cualquier forma que se le ocurra, siempre que este enmarcado en el principio SSC.

Las órdenes suelen acompañarse de sonidos hechos con la boca o la fusta. Esto último, añade excitación al juego, pues se relaciona directamente con el factor sadomasoquista de la experiencia.

Algunos Juegos para el rol equino

1.- Amarrar al equino a un poste para hacerlo trotar variando el ritmo a una orden o sonido.

2.- enseñar la obediencia de órdenes mediante la relación de sonidos hechos con la boca. Por ejemplo: un chasquido o silbido para detenerse, dos para trotar, 3 para galopar…

3.- Hacer recorridos “a cuatro patas”. Cabe acotar que en esta posición no debe obligarse a galopar, pues físicamente imposible para el humano.

 

Accesorios y equipos para jugar

Accesorios y equipos para jugar

  • El bocado o arnés de la cabeza:   el bocado es un dispositivo de goma que se coloca en la boca. Este aparato se sujeta con el arnés de la cabeza.

Ambos accesorios, permiten el control y aumentan la humillación, simbolizando el dominio.

Este elemento, va unido a la rienda, la cual se utiliza para dominar los movimientos e indicar la dirección en la cual debe desplazarse el equino.

Estos dispositivos brindan espacio a la creatividad, pueden complementarse con bellos adornos, como penachos o plumas.

  • Las máscaras o antifaces: privar o limitar la visión del sumiso añade intención al dominio, pues excita el resto de los sentidos.
  • El arnés corporal: hay una gran variedad de modelos y pueden personalizarse. Para las ponygirls, este accesorio destaca los senos, dejándolos visibles y firmemente sujetos.

Las manos se fijan a este implemento para privar su movilidad y uso. Usualmente se sujetan a la espalda, procurando que no priven de visibilidad al área de los glúteos.

Pueden fijarse a un carro, si existe intención de hacer que tire de él.

Una variante de este accesorio son los provocativos corsets de cuero.  Estos aportan un aspecto más sensual y femenino.

  • El collar: tiene la función de unir el arnés de la cabeza con el del cuerpo. Sin embargo los equinos reales no utilizan este accesorio, por lo cual no es tan significativo como los anteriores.

Este es vestuario básico, puede enriquecerse con una gran variedad de accesorios eróticos o de cuero. La escogencia queda sujeta al gusto personal.

Los accesorios que asemejan orejas, cascos y cola son muy vistosos y suman vistosidad desde el punto de vista erótico.

  • El plug anal: aunque suele ser menos estético que los accesorios de cola superficiales, este aporta excitación por estar introducido dentro del ano.

 

Recomendaciones y advertencias

  • El rol de equino, es uno de los juegos de rol que requiere de mayor esfuerzo por parte del sumiso.
  • Por ello, no debe sobre exigirse durante el entrenamiento.
  • Esto no significa que no pueda desarrollarse la resistencia necesaria para alcanzar un nivel respetable en tales prácticas.
  • Lo más recomendable es ir añadiendo retos poco a poco. Esto además añade satisfacciones sensuales e incrementa el lazo entre amo y sumiso.

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *