Rol Canino

El rol canino, pertenece a la gama de los atrayentes juegos de rol, que se desarrollan como erotismo alternativo.

Los juegos de rol, se practican regularmente como parte esencial de los juegos de dominación y sumisión.

También son comunes dentro de la cultura BDSM.

rol canino

Los pet plays

En los pet plays, el rol canino se refiere a asumir las conductas y características básicas de un perro. Usualmente un cachorro.

En esta singular cultura, los juegos tienen una connotación muy significativa para desarrollar el encuentro íntimo dentro de un aura lúdica y sensual.

De esta forma, el intercambio erótico se produce a partir de la puesta en escena de los roles, generalmente tiene poca connotación sexual.

Durante las sesiones de juego de mascotas, la parte sumisa asume el comportamiento del animal elegido; el dominante, por su parte caracteriza al dueño de la mascota.

Estas actividades son una variación de los roles cotidianos del amo y el esclavo, representativos del sadomasoquismo.

Estas prácticas han adquirido mucha popularidad en los tiempos actuales. Especialmente en Europa y estados Unidos.

 

Aspectos Eróticos del rol Canino

El dominio y la sumisión, son representados en la forma de posesión que expresa el amo sobre su mascota y viceversa.

Es una variación muy interesante de la dominación tradicional, e incluso de la dinámica común de las sesiones de BDSM.

Las reglas, se determinan en consenso, al igual que en otras prácticas eróticas de esta singular cultura.

El dueño, es decir la parte dominante, no solo posee a la mascota, también tiene la responsabilidad de cuidarlo, alimentarlo y entrenarlo adecuadamente.

La parte sumisa, al tomar las características de un perro, se abandona al dominio y cuidado de su dueño.

Los disfraces y otros accesorios complementan el juego erótico y añaden realidad a los roles ocupados.

Un componente esencial de este juego es la dominación, aunque el erotismo siempre está presente, el acto sexual no necesariamente forma parte de las actividades.

El dominio, representa un estimulante poderoso para ambas partes. En esta dimensión, el factor emocional tributa a la razón erótica del juego.

Por consiguiente, la indefensión, detona el placer erótico y se ve reforzado por las actitudes de premio y castigo del dueño.

Aspectos Eróticos del rol Canino

Características del juego de Rol Canino o Dog play

Ser un perro, incluye la deshumanización parcial del individuo.

Por ello, se pueden advertir ciertas características, que varían según la naturaleza y condiciones de la relación D/s.

Las particularidades del rol canino son las siguientes:

Comunicación no verbal:

Esto significa que la mascota no articula palabras en lenguaje humano.

Para comunicarse, debe recurrir a los sonidos propios de un can.

En otras palabras, se expresa a través de ladridos, gruñidos, aullidos y otros sonidos y gestos propios de un perro.

 

Alimentación al estilo canino:

Al tomar sus alimentos, la parte que asume el rol canino, lo hará sin utilizar las manos.  Sin usar cubiertos, y en comederos para canes.

De igual forma se hidratara, procurando beber el agua de un bebedero para canes.

Los alimentos, aunque puedan simular comida para canes, siempre son elaborados con comida para el consumo humano.

Alimentación al estilo canino

Demostraciones categóricas hacia el propietario:

Al igual que una mascota “normal” el canino o canina, demuestra constantemente su afecto, temor y obediencia al amo.

Uso de juguetes y accesorios:

Quien toma el rol canino, suele poseer juguetes y otros implementos como collares, cadenas, cama o jaula.

Aspectos del BDSM en el juego de rol canino

Los atuendos, conforman un aspecto es bastante significativo y estrechamente vinculado con el BDSM.

Generalmente se incluyen máscaras o capuchas, algunos accesorios simulan orejas y cola de perro.

Los bozales, arneses y collares personalizados suman autenticidad y estimulan la imaginación de los involucrados.

Las cadenas y las jaulas cumplen una función relevante, en cuanto al aspecto relacionado con los castigos y recompensas.

Desde esta perspectiva, las mascotas humanas constituyen un fetiche.

BDSM en el juego de rol canino

El Bondage, se sustituye a modo simbólico por las máscaras, las cadenas de castigo, el arnés y la jaula.

Los otros aspectos, dominio, sumisión y sadomasoquismo, siguen presentes y muy bien representados en la dinámica relacional que se deriva de la posesión.

Sin embargo, los castigos ya no son torturas, por el contrario, se limitan a reprimendas o acciones coercitivas.

Es muy poco frecuente que se propinen azotes o torturas dentro de la dinámica del rol canino.

Igualmente sucede con las técnicas usuales del BDSM, es decir el uso de agujas, cera caliente o corriente no tiene cabida.

Cabe aclarar que cualquiera de estos elementos puede ser incluido, aunque no es lo usual y realmente desvirtúa la practicidad del juego de rol canino.

Este tipo de castigos son más usuales en los pony plays.

 

Vocabulario propio del rol canino

La dramatización del rol canino, incluye el uso de términos específicos, algunos definen la relación entre los participantes. También sirven para tipificar la posición de otros involucrados.

Se denomina dog play cuando el sumiso asume comportamientos de perro adulto.

Si por el contrario, es un perro joven o cachorro se le llama puppy play.

Al jugador en rol canino, se le llama pup o puppie.

Otros términos se utilizan para establecer diferencias entre unos y otros jugadores.

Como ejemplo de lo anterior, puede mencionarse el término alfa, que define al líder de la manada o pup dominante.

A estos puppies, les corresponde al término Beta, pues son secundarios al alfa.

Cuando la manada está conformada por humanos y animales reales, estos últimos se denominan biopup.

Si uno de los jugadores, elige caminar de forma humana, se le llama bi-pup. Es decir, puppie bípedo.

Cuando se desarrollan juegos grupales, puede ocurrir que alguno de los pup se sume voluntariamente, sin pertenecer a alguno de los jugadores dominantes, estos suelen llamarse “callejeros”.

Quienes asumen este rol canino se caracterizan por llamar la atención de forma desmedida o ser muy pasivos.

Cuando el pup dispone de una indumentaria particular del BDSM, se le conoce como gear-pup.

La hibernación, describe el abandono temporal del rol psicológico.

Si el juego es de más de dos pup, se definen como jauría, y al igual que entre las especies animales, los participantes son hermanos de jauría.

 

Otros vocablos y simbolismos

Un handler, es quien cuida a los pup, generalmente esta persona es necesaria cuando el juego es 24/7.

Pero estos ayudantes no son los dueños, no asumen roles, solo se encargan de alimentarlos para que aquellos no tengan que abandonar su estado psicológico de perros.

Otra particularidad de los juegos 24/7 o de las sesiones constantes, es el entorno y la ambientación, que recibe el nombre de mosh.

Los accesorios también reciben nombre específicos, por ejemplo las máscaras se llaman muzzle cuando solo incluyen el hocico, y puppyhood cuando cubren todo el rostro.

vocablos y simbolismos

Una denominación muy curiosa es la referida al momento scooby. Esta se refiere a las fallas de comunicación entre el pup y el amo.

Durante esta falla comunicativa, el pup para hacerse entender recurre a frases cortas, intercaladas con gestos propios de un can y movimientos humanizados.

El omega, dentro de esta sub cultura, simboliza al pup relegado, comúnmente esto se debe a que es nuevo en la jauría o simplemente por decisión de su dueño.

Es la sumisión absoluta, no solo al amo sino también a los otros pup.

Por último, se destaca la frase perder el ladrido, que se entiende como la pérdida de identidad canina.

En otras palabras, es cuando el jugador de rol canino, se aleja de su caracterización o pierde el gusto por ella.

 

¿Por qué alguien disfruta de ser un human-dog?

human-dog

Este juego involucra un intercambio de control. El amo o lederon, asume el control total sobre la mascota.

Esta, a su vez genera una relación de dependencia, en la cual, paradójicamente se libera de responsabilidades humanas.

Asumir una actitud pasiva aporta sensaciones y emociones que el sumisa valora profundamente.

Además, esta relación de D/s, se desarrolla en un ambiente en el cual los aspectos afectivos están presentes constantemente.

La mascota recibe atención y cariño, las muestra de aceptación se manifiestan de forma física,

A diferencia de otros juegos de rol del BDSM, este permite a la parte sumisa equilibrar a voluntad los castigos y las recompensas.

Otro aspecto importante, es la degradación de ser tratado como un animal.  Pero, como la humillación es gratificante en la dinámica sadomasoquista, se convierte en valor agregado para el sumiso.

Ser objetualizado, despierta emociones intensas y se manifiesta en placer erótico, aunque esto no significa que sea placer sexual.

Dentro de estos juegos, lo erótico a menudo está separado del acto sexual en sí.

 

El juego de rol canino no es solo comer y dormir

juego de rol canino no es solo comer y dormir

Participar en esta experiencia, requiere de una entrega bastante singular, los pup, se identifican con una raza en particular.

Cuando asumen el rol canino, los sumisos suelen tener una clara idea mental de su tipo y raza de perro,

Así como de la personalidad de la mascota a la cual representan.

Los pup, a menudo son entrenados con disciplina y reciben castigos cuando su conducta se sale de los comportamientos exigidos o valorados por el dueño.

Para ello, se desarrollaron técnicas como el pup training, que se basa en enseñar patrones de obediencia al human-pup.

En ocasiones, estas relaciones amo-mascota, se exhiben públicamente, esto incrementa la humillación en la mascota humana, aunque como ya se explicó esto es traducido en placer sensual.

Estas actividades pueden formar parte de un juego ocasional o convertirse en una forma de vida.

Cualquiera de sus variantes se desarrolla bajo parámetros del consenso y la seguridad.

El rol canino es el preferido de los caballeros. Las mujeres, por el contrario, prefieren jugar a los kitten plays.

En suma, ser cachorro o perro adulto, forma parte de una elección personal, y es una forma divertida de explorar la propia sensualidad.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *