Cinturón de castidad

 

El cinturón de castidad es el juguete sadomasoquista más significativo de la dominación femenina dentro del BDSM.

Este interesante accesorio, se encuentra entre los artículos de BDSM más vendidos en el mundo.

Cinturón de castidad

¿Qué es un cinturón de castidad?

El cinturón de castidad, es un implemento que evita la realización del coito.

En épocas antiguas, este accesorio representaba la forma de preservar la castidad de las mujeres.

Existen muchas versiones sobre su utilización, actualmente, las versiones históricas han perdido credibilidad.

Es decir, se cree que las funciones otorgadas a este interesante accesorio son falsas.

 

El cinturón de castidad femenino en la historia

 

Se ha creído por mucho tiempo que este accesorio metálico y pesado, se utilizaba para guardar la virtud de las damas.

El aparato, impedía el coito y la masturbación debido a su forma y colocación.

Parte de la controversia se refiere a su origen histórico.

Tal parece que el cinturón de castidad era un instrumento para torturar.

Esta afirmación se desprende de la lógica natural. Es decir debido a su peso e incomodidad era prácticamente inhumano que una fémina lo tuviera colocado por más de unas horas.

Se cree también, que este accesorio era usado a manera de protección por parte de algunas mujeres.

En este sentido, se supone que evitaba las violaciones. Por lo cual, era común que las enfermeras y las religiosas dispusieron de su ventaja protectora.

Lo cual era muy útil, especialmente en los campos de batalla.

Con respecto a su origen, se ha descubierto que realmente no pertenecen al medioevo sino al renacimiento.

En todo caso, salvo algunos casos aislados, este extraño artefacto ha caído en desuso, gracias a la cordura y el sentido común.

cicinturon de castidad antiguo

Sin embargo, no ha sido olvidado en todos los ámbitos. En la época actual, cuando se menciona este accesorio, suele estar referido a las practicas BDSM.

Hoy, el cinturón de castidad posee una nueva connotación sadomasoquista, pues es en esta cultura de sexualidad extrema, en donde ha renacido su utilización.

Curiosamente ya no cumple las mismas funciones, su utilización es principalmente para privar a los sumisos de ciertos placeres sexuales.

Es así, como el interesante accesorio ha Cobrado una gran importancia desde el punto de vista erótico, siendo especialmente indispensable para algunos amos y dominatrices.

 

Simbología erótica en el sumiso

 

Las prácticas sexuales alternativas, incorporan muchos juguetes, uno de ellos, es el cinturón de castidad masculino.

Este dispositivo se utiliza no para preservar la virtud de los caballeros, sino para evitar que puedan masturbarse o realizar penetraciones.

Generalmente están elaborados en acero, metal o cuero.

Su estructura permite que el pene quede atrapado dentro. La mayoría semeja una jaula alargada y ligeramente curva.

Algunos modelos incluyen la posibilidad de aprisionar los testículos.

Pueden poseer pequeños anillos en los cuales se coloca un candado.

Otros se sujetan a otras partes del cuerpo, o son acoplables con otros accesorios que incrementan el dolor o sirven como ornamentación.

Es usual encontrar modelos de cinturones de castidad masculinos que están elaborados en cuero o telas de gran resistencia.

También pueden estar decorados con plumas o piedras brillantes.

Los más osados, traen incorporados dildos en su parte eterna.

Este accesorio, simboliza la posesión y control total que manifiesta el amo o ama sobre su sumiso.

 

Cinturón de castidad masculina dentro del BDSM

castidad masculina dentro del BDSM

  • En el caso de los caballeros, este cinturón funciona como un instrumento de tortura, usualmente más psicológica que física, pues impide la satisfacción que brindan el coito y el orgasmo.
  • No obstante, algunos cinturones no permiten la erección del pene, lo que resulta doloroso para el sumiso.
  • Psicológicamente, no ser capaz de controlar las funciones fisiológicas, produce un estado de dependencia extrema.
  • Entregar de esta forma el control sobre funciones corporales, es semejante a entregar la intimidad.
  • Por ello, para el esclavo o sumiso, este accesorio tiene un simbolismo muy especial.
  • El orgasmo, se convierte en una función imposible de realizar, promoviendo una sensación erotizante y muy profunda a nivel emocional.
  • En tal sentido, la carga erótica que conlleva ceder el orgasmo produce un sentimiento de vinculación que supera otras experiencias carnales.
  • La conciencia de no poder experimentar el orgasmo, aumenta razonablemente el impulso sexual.
  • El cinturón de castidad masculino, incrementa la tensión sexual y aumenta la producción de hormonas y neurotransmisores relacionados con el placer.
  • Cuando esta tensión sexual comienza a acumularse, aparecen picos de excitación bajos que son capaces de una mayor permanencia.
  • Es decir, la excitación pico, que normalmente deriva en una eyaculación, se convierte en una excitación profunda y sostenida.
  • Esto produce mayor satisfacción a nivel cerebral que el orgasmo rápido.
  • Este efecto, es semejante al método tántrico, pues la excitación sube y baja sin lograr el orgasmo.
  • La contención de la eyaculación, termina por producir un condicionamiento cerebral.
  • Éste, permite una especie de éxtasis sostenido, similar al que experimentan algunas mujeres.
  • Los cinturones de castidad para hombres se pueden encontrar en varios modelos y estilos.
  • Los más comunes, tiene forma de jaula, y se limitan a colocarse sobre el pene.
  • Otros modelos pueden incluir un plug anal.
  • Los más modernos, ofrecen la posibilidad de masturbar al caballero a través de movimientos vibratorios.

El cinturón de castidad femenino en el BDSM

cinturon de castidad femenino

Para la mujer, el cinturón de castidad suele ofrecer un alto grado de satisfacción.

Esto se debe a que la mayoría de estos accesorios incluyen un plug anal.

En algunos casos poseen dos dildos, uno para el ano y otro para la vagina.

De esta forma, la tortura radica a nivel psicológico en una excitación constante y sostenida.

En cuanto a los tipos de cinturones de castidad femenina, hay algunos con forma de T.

Otros estilos, los llamados cinturones Y, están formados por tiras finas de cuero o silicón. Estos, no incluyen plug ni dildos.

Hay modelos que permiten defecar sin retirarlos.

Algunos cinturones son llamados “invisibles” pues pueden utilizarse bajo la ropa, lo que permite llevarlos a cualquier actividad.

Estos son usuales en los juegos de dominio y sumisión, que se desarrollan a tiempo completo.

Los accesorios más atrevidos, incluyen una extensión con forma de pene.

Estos son cinturones de castidad tipo pantalón y pueden poseer dos dildos adicionales en su parte interna.

 

El placer aprisionado

El placer aprisionado

¿Qué beneficios ofrece el cinturón de castidad dentro de los juegos eróticos?

Algunos usuarios de este extravagante accesorio, opinan que su utilización como parte de los juegos de dominación, aumenta considerablemente el apetito sexual.

En este sentido, podría considerarse un estimulante de los impulsos sexuales.

Cuando se utiliza como parte de un juego de rolas, puede aportar grandes beneficios, gracias al efecto que produce en el cerebro la contención del clímax.

En el caso de las relaciones de esclavitud, este aparato cumple funciones que están relacionadas más con el fetichismo que con el aspecto erótico.

Los esclavos, suelen ser obligados a llevar uno de estos accesorios, no para asegura su fidelidad, como en épocas remotas.

Más bien, este cinturón evita que el miembro masculino adquiera rigidez.

Como instrumento de tortura, su función es la ya mencionada. Además permite que los amos puedan jugar a su gusto con las reacciones fisiológicas del sumiso o esclavo.

El control sobre el miembro viril en este contexto, produce gran placer en la parte dominante.

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *