Uso de Cera caliente. BDSM

 

El uso de cera caliente, se cataloga como waxing, wax play, también es posible conocerlo como juegos de velas.

Este juego erótico, pertenece a la amplia gama de juegos que se desarrollan en el contexto de las prácticas de BDSM.

Es una forma de juego que requiere de conocimiento y práctica, pues es posible causar daños serios a los tejidos cutáneos cuando se realiza sin precaución.

Este retozo, es una alternativa para los “castigos” que suelen aplicarse en los juegos de dominación.

Se pueden combinar varias técnicas o añadir otras estrategias de tortura sadomasoquista para ejercer el dominio, como el uso de agujas o pinzas.

cera caliente. BDSM

Es innegable que el uso de cera caliente, pertenece a los juegos límite dentro del BDSM.

No obstante es casi una referencia obligada cuando se abordan las inventivas de placer sadomasoquista en general.

Esta práctica, se complementa con el bondage de manera efectiva y sensual.

En resumidas cuentas, una experiencia con uso de cera caliente, debe ser excitante y placentera.

Por ello, a pesar de producir miedo en los sumisos menos experimentados, es usual que se repita una vez conocidos sus gratificantes alcances.

 

¿Dónde evitar el uso de cera caliente?

Esta actividad, considerada excitante y sensual por los practicantes del BDSM, puede ser muy peligrosa si se combina con latigazos o azotes.

Si no se aplican de manera moderada, las quemaduras pueden dejar marcas permanentes.

Durante este juego sadomasoquista, la cera puede esparcirse en diferentes áreas del cuerpo.

Uso de Cera caliente. BDSM

Se realiza por excelencia en las zonas erógenas, debido a la estimulación que produce para los asiduos a este tipo de juegos, en donde el placer se deriva del dolor.

Las partes exentas para este inusual juego las membranas. Como son la boca, los ojos, las fosas nasales y el interior de los oídos.

Las quemaduras en las mucosas que revisten estas zonas suelen ser de gravedad considerable.

 

Técnicas para el uso de cera caliente para juegos eróticos

Existen diferentes técnicas, la elección corresponde a las sensaciones que se quieran provocar.

El goteo, es una técnica en la cual se dejan caer gotas de cera caliente. Estas gotas se esparcen por todo el cuerpo, o en áreas seleccionadas.

Para la técnica de vertimiento, se derraman porciones considerables de cera en un área específica del cuerpo. Esta técnica es probablemente la más peligrosa de aplicar.

Esto radica en que, al ser mayor la cantidad de cera que recibe la piel, el calor puede llegar a las zonas subcutáneas.

Por consiguiente este método, puede generar quemaduras de segundo grado.

Por otro lado, la pintura con cera, es menos agresiva, si se quiere. Consiste en realizar dibujos sobre la piel, sirviéndose de la cera caliente para ello.

Para esta técnica se utiliza una pequeña brocha o algún otro implemento que sirva a tal fin.

uso de cera Caliente

 

¿Cualquier vela es útil para el waxing?

La mejor forma de participar en este delicioso juego erótico, es evitar los riesgos.

Para ello, conocer las velas y los materiales apropiados es la mejor alternativa de seguridad.

Los tipos de vela que existen en el mercado, presentan diferencias significativas.

Por ejemplo, la temperatura necesaria para que una vela se derrita, indica el riesgo existente de quemaduras graves.

La intensidad de calor que produce la cera depende del material en el cual esta elaborada. Por ejemplo:

Las velas de soja y las de parafina, se derriten alrededor de los 51º; las velas hechas de cera de abeja alcanzan el punto de licuación alrededor de los 63º.

Por otra parte, las velas que contiene cera micro cristalina o estearina, solo se derriten al pasar los 70º.

Esto brinda un claro ejemplo de las diferencias que deben tomarse en cuenta para “jugar” con el uso de cera caliente.

Desde este punto de vista, las velas más apropiadas son las de parafina, que se derriten a partir de los 54º, siendo menos dolorosa y peligros a la abrasión que producen en la piel.

Además, se enfrían más rápidamente al contacto con la piel.

Conjuntamente, el dolor es intenso pero breve.

Las velas de parafina, además de ser bastante inocuas, son económicas y se adquieren fácilmente.

cera caliente

Otro aliciente para su uso, es la variedad de colores existentes, factor de gran valor para los amantes del arte corporal.

Pero cabe acotar que las velas de coloración oscura generan mayor intensidad de calor que las blancas.

Por supuesto, hay una gran variedad de velas especiales para el wax play en las tiendas de productos eróticos, las cuales son más seguras y se presentan con formas y aromas sugerentes.

 

 

Otras precauciones sobre las velas

Una forma de acelera el punto en el cual se derrite la vela, es agregar aceite mineral.

Las velas aromatizadas que se encuentran en las tiendas no son aptas para el uso de cera caliente en el juego erótico.

Como razón principal, se encuentra el uso de compuestos químicos que generalmente son dañinos para la piel.

Adicionalmente ciertos aditivos aumentan la combustión de la cera. Esto puede propiciar llamaradas o quemaduras muy graves.

 

Abordando el wax play…

Al comienzo de esta sugestiva experiencia, se recomienda encender la vela al menos 20 minutos antes de la sesión.

Para aplicarla, luego de seleccionar la técnica de juego, se aproxima la vela a un mínimo de 20 cms del cuerpo.

Como medida de protección se debe probar la vela en la misma piel del dominante.

De esta forma, puede estimar la distancia y técnica más apropiada para el disfrute SSC.

El aceite mineral o de bebés, facilita a remoción de la cera de la piel.

De esta manera, el aceite protege la piel y facilita retirar la cera endurecida.

Este recurso es bastante útil para realizar la pintura con cera caliente.

Las regiones en las cuales la dermis es más frágil, no son apropiadas para realizar largas sesiones de waxing. Como el rostro y la parte interior de brazos y muslos

Desde el inicio hasta el fin de una sesión de juegos eróticos con cera caliente, deben aplicarse todas las opciones de seguridad que privan en el BDSM.

Eso incluye el uso de los principios Sano, Seguro y consensuado y, por supuesto la palabra de seguridad.

 

Preparación del escenario de juego

Iniciar el juego con cera caliente es fácil y sencillo, sin embargo, como en cualquier actividad que se relaciones con juegos de dominación y sumisión, es conveniente establecer los límites.

Una vez hecho esto, lo demás queda a cargo de la creatividad y la intuición personal.

Como aporte para la experimentación, se sugieren algunas medidas de seguridad, pero también consejos para la higiene y comodidad de los jugadores.

Preparación del escenario de juego

Consejos para el uso de cera caliente en el BDSM

1.- Retirar del espacio a utilizar cualquier sustancia capaz de generar combustión ante el calor.

2.- Colocar por regla general una toalla, sábana o tela sobre la superficie en las cual se recostará la persona que actúa como parte sumisa.

La parafina impregna los tejidos, deteriorando fácilmente los colchones y almohadas.

3.- La mesa o soporte sobre el cual se colocan las velas, debe cubrirse con plástico o algún otro elemento.

De preferencia, escoger superficies fabricadas en materiales que no combustionan fácilmente.

4.- El área de la piel que será sometida al uso de cera caliente, debe estar previamente depilada.

Esta precaución reduce las dificultades para retira la cera sólida.

Sin embargo, la depilación debe hacerse con varias horas de antelación. De este modo, la piel no estará excesivamente sensible durante el juego.

5.- Aplicar sprays, lociones o cualquier sustancia que contenga alcohol, antes o durante la sesión, está contraindicado.

Las razones son obvias, no obstante, es un detalle que debe aclararse repetidamente.

6.- Los accesorios elegidos deben estar al alcance de la mano. De esta forma no se interrumpe el juego y además se evita dejar a la persona inmovilizada sola durante mucho tiempo.

Entre los materiales necesarios se pueden mencionar, paletas, brochas, pinceles, toallas húmedas, cerillos o encendedores, aceite mineral, cremas para la piel.

Otros aditamentos que favorecen la dinámica de este juego “caliente” son los cubitos de hielo y un fondue para cera.

También es bueno contar con cremas frías y recipientes con agua templada.

 

7.- Las zonas más indicadas para esparcir la cera caliente son los glúteos, el pecho, los senos y la espalda.

Aunque el área genital no es una de las opciones más recomendadas, por razones obvias es la más atacada durante estos juegos.

La resistencia de la pareja decidirá hasta donde incursionar con la cera caliente.

Sin embargo, cabe aclarar que los labios de la vulva, el prepucio y el escroto son zonas muy delicadas.  Puesto que, en estas zonas, la piel es más delgada y sensible que en el resto del cuerpo.

8.- al retirar la parafina o cera ya fría, se puede frotar un poco de crema fría o hielo sobre la zona, también se pueden usar toallas húmedas o un poco de agua.

Esto será agradecido y valorado por el sumiso y puede ser el inicio de un espléndido masaje erótico que sirva de punto final a esta tentadora práctica.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *