Calzado fetichista

El calzado fetichista, representa la erotización de uno de los fetiches más antiguos de la humanidad.

Aunque el calzado fetichista es un elemento infaltable en las prácticas de erotismo extremo del BDSM, no está restringido sólo a esta cultura.

Para comprender la relevancia de este tipo erotización, es necesario remitirse a los fetiches como una exteriorización de los impulsos sexuales.

Calzado fetichista

¿Qué es un fetiche?

 

Esta palabra se escucha cada vez con mayor frecuencia, lo que conlleva que en la actualidad alcance los límites de la normalidad.

El fetiche, es un objeto, persona o parte del cuerpo, al cual se le atribuyen propiedades excitantes e incitadoras de la sexualidad.

Es decir, el fetiche estimula el deseo sexual en el fetichista de manera inequívoca.

No necesariamente se convierte en un sustituto de la relación sexual, aunque en algunos casos, puede llegar a relegar las relaciones tradicionales de pareja.

 

¿Es el fetichismo una enfermedad?

 

Aunque muchas veces puede ser considerado una patología psicológica, no suele ser una actitud perniciosa ni auto destructiva.

El fetichista, extrae placer del contacto y disfrute del fetiche.

En el caso del fetichismo de los zapatos, estos, por ser objetos inanimados no padecen de ninguna forma.

En otras palabras, los zapatos fetichistas son objeto que genera experiencias sensuales. Las cuales son de alto contenido psicológico y emocional.

Desde el punto de vista de la psicología, el fetichismo se considera un trastorno en la percepción del erotismo.

No obstante, las prácticas fetichistas no suelen producir perjuicio en la persona ni en el fetiche.

En cuanto la sexualidad, vale aclarar que si el fetiche se convierte en la única fuente de placer, se podrían alcanzar límites patológicos.

 

¿Qué produce el fetiche de zapatos?

Existen diversas teorías sobre el origen del fetichismo.

Las más destacadas, se refieren a experiencias de la infancia. En este sentido, la psicología postula que el fetichismo se desarrolla a partir de recuerdos vivenciales.

En los cuales, se asocia el placer con el objeto fetiche, es decir los zapatos.

Al trasladarse el impulso sexual hacia los zapatos fetichistas, se crea un condicionamiento en el cerebro, el cual responderá con excitación ante la presencia del calzado.

El calzado fetichista es generalmente femenino. Por lo tanto, este tipo de fetichismo suele ser más frecuente e intenso en los caballeros.

Esto no significa que las féminas no sientan este fetichismo por el calzado, pero suelen expresarlo de forma menos sexual.

La fascinación por el calzado fetichista no significa que la persona abandone cualquier otra experiencia y se abandone completamente a su contemplación.

En la mayoría de los casos, el calzado fetichista es un elemento complementario dentro del erotismo en pareja.

Es decir, muchos hombres logran una mayor excitación ante su pareja si está calza zapatos de tacón aguja, otros quizá prefieran admirarla calzando sandalias.

El gusto es variado y aunque suelen predominar los zapatos de taco alto, esto no es una regla oficial.

Por su parte las mujeres, también suelen experimentar este fetiche hacia los zapatos muy altos, aunque muchas no lo perciban como tal.

¿Qué es un fetiche?

La razón del calzado fetichista

El calzado fetichista, no es un invento reciente ni una nueva tendencia.

Una de las fantasías más frecuentes en los hombres, está relacionada con la desnudez en tacones.

Existen teorías que asocian los zapatos con los genitales femeninos.

Esta, sería una razón de peso para comprender porque el calzado fetichista es capaz de producir estimulación sexual.

La extensión cada vez mayor de la cultura BDSM, ha hecho posible que el calzado fetichista cobre cada vez mayor relevancia en cualquier juego erótico.

De igual forma, entre los juegos de dominio y sumisión el calzado fetichista es un signo distintivo.

Lo anterior no significa que los fetichistas de zapatos sólo existan dentro de estas tendencias.

La admiración por el calzado, no se relaciona con tendencias extremas sino con una percepción personal de la sexualidad en este fetiche particular.

Desde este punto de vista, podría decirse que no existe un estilo o modelo único de calzado fetichista, pues su naturaleza de fetiche lo convierte en algo dependiente del gusto personal.

Dentro de las prácticas relacionadas al sadomasoquismo y el BDSM, el calzado fetichista suele representarse con tacones rojos muy altos, usualmente de aguja y botas negras.

Esto es porque hay conceptos creados a partir de películas o campañas publicitarias, pero esto no es una regla.

El fetiche tiene origen íntimo. Por lo cual, los gustos pueden variar de muchas formas. Además, la multiplicidad de juegos eróticos da lugar a una gran variedad de estilos para el calzado fetichista.

En este sentido, el calzado fetichista, es actualmente uno de los artículos relacionados al BDSM y sadomasoquismo con mayores niveles de venta.

Pueden adquirirse muy fácilmente, en internet muchas tiendas presentan una hermosa variedad, adaptada a las necesidades más insospechadas.

 

Prácticas comunes con el calzado fetichista en el BDSM

 

El calzado fetichista cuando se utiliza dentro de los juegos de dominación, suele representar el carácter de quien los utiliza o estar de acuerdo al rol.

fetichista en el BDSM

Usualmente,  la dominatrix utiliza zapatos muy altos y de gran personalidad.

Suelen ser negros o rojos. Comúnmente son botas, pues estas se asocian con la fuerza y la reciedumbre.

Otros tipos de calzado fetichista son los utilizados para los juegos de rol, en los pony plays, pueden utilizarse variedades extremas de calzado fetichista que simulan cascos de caballo o cebra.

De igual forma, los amos tienden a calzar zapatos o botas de aspecto impresionante, para representar su poderío.

Otros usos comunes para el calzado fetichista se encuentran en la feminización de los hombres, a los cuales se les obliga a utilizar zapatos altos de dama.

El uso del calzado fetichista en los esclavos es muy significativo, particularmente en las sumisas, a las cuales se les exige estar desnudas o con lencerias muy provocativas y zapatos llamativos y de gran altura.

calzado fetichista en el BDSM

En otros casos, la esclava está descalza y esto puede atribuirse al fetiche de los pies, el cual pertenece a otra categoría de fetichismo.

 

Tipos de calzado fetichista

 

Hay muchos tipos de calzado, para catalogar un estilo como fetichista no basta con que responda a las ideas preconcebidas del BDSM.

Esto se debe a que siempre dependerá del fetiche o la escena representada dentro de los juegos eróticos, sea de dominación o de roles específicos.

Los tipos más destacados son los zapatos femeninos de tacón alto. Estos pueden ser:

Mules, es decir zapatos que poseen una abertura en la zona delantera.

De esta forma, se pueden ver los dedos de los pies.

Sandalias, son zapatos elaborados en tiras y permiten la visibilidad casi total del pie.

Botas, pueden ser estilo botín, medias o muy altas. Estas últimas, son las más populares entre las dominatrices.

Los tipos de tacón también son variados y son un elemento muy erotizante para los hombres.

Tipos de calzado fetichista

Los tacones de aguja son los más corrientes entre las prácticas de BDSM, y también en las fantasías de los caballeros.

El material con el cual se elabora el calzado fetichista también es determinante, pues la apariencia del calzado transmite su intención.

Estos zapatos pueden estar fabricados en cuero. Pero también son comunes los que están elaborados en látex, raso u otros materiales como el terciopelo y las lentejuelas.

En suma, independientemente de la actividad desplegada, la intervención del calzado fetichista, aporta sensaciones muy particulares.

Es importante destacar que el uso de este estilo de calzado no está sujeto a la existencia de un fetiche particular de zapatos.

En ocasiones, solo sirven para complementar el disfrute de otros fetiches, como en los casos de juegos de roles.

En otras palabras, el calzado fetichista puede no ser el fetiche, sino una forma de embellecer o reforzar el símbolo del fetiche auténtico.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *