Adoración del Pie Femenino

La adoración del pie femenino, se conoce como fetiche de pies. Este fetichismo, se conoce como podofilia.

Los pies femeninos, se convierten en un fetiche erótico, cuando la persona, usualmente el varón, siente una atracción sexual por los pies.

Adoración del Pie Femenino

En este sentido, algunos especialistas, difieren en cuanto al uso de la denominación fetiche de pies, pues éste caso no involucra un objeto inanimado.

En este orden de ideas, algunos sexólogos y psicólogos, prefieren llamarlo parcialismo.

Por lo tanto, como la adoración del pie femenino, no está basada en un objeto, sino en una parte del cuerpo humano, el termino mencionado, sería más apropiado.

De acuerdo con lo anterior, el fetichismo y el parcialismo, son dos parafilias muy diferentes entre si,

Sin embargo, el común de las personas suele referirse a esta atracción por el pie como fetichismo.

 

¿Qué es el fetiche de los pies?

Es cuando se erotizan los pies y se convierten en objeto de compulsión sexual.

Quienes profesan adoración del pie femenino, sienten excitación ante su presencia.

Es decir, al ver, tocar u oler unos pies femeninos, puede sentir una vehemente compulsión sexual.

Comúnmente, estas personas disfrutan de acariciar, lamer y masajear el pie de la fémina.

¿Qué es el fetiche de los pies?

Otros, más atrevidos prefieren castigar los `pies de la dama, mediante fustas, látigos o paletas. Otra variante,  es aplicar el bondage de pies.

Estas últimas costumbres, son más propias de los practicantes del BDSM.

Aunque cualquier persona puede disfrutar mediante el contacto con el pie femenino sin que esto signifique que participa del BDSM o cualquier otra práctica sadomasoquista.

Cuando se hace alusión al fetichismo de pies o podofilia, no necesariamente se incluyen las expresiones extremas que conlleva el BDSM.

Aunque, comprensiblemente, la cultura del dominio y sumisión, es una forma muy frecuente de expresar todo tipo de fetichismos o parafilias por razones obvias.

De esta forma, se puede afirmar que el fetichismo de pies, o parcialismo convencional, está comprendido como el disfrute erótico de los pies de la dama.

 

¿Cómo germina la adoración por el pie femenino?

¿Cómo germina la adoración por el pie femenino?

Freud, el padre del psicoanálisis, trató de explicar este tipo de parafilia como el resultado de experiencias con la madre.

En otras palabras, postulaba que el parcialismo surge de las huellas que la relación materna deja sobre el subconsciente del niño.

La devoción del niño hacia la figura materna, puede incluir la adoración del pie femenino de su madre.

Por lo tanto, si esto marca de manera definitiva su conducta sexual, surge el fetiche de pies o parcialismo.

La hipótesis, está basada en el pie como primer elemento que el niño observa cuando actúa introvertidamente.

De esta forma, el cerebro le confiere a esta parte del cuerpo una carga erótica, que queda impresa en el código sexual para manifestarse más adelante.

El neurólogo V. Ramachandran, agregó, que los genitales y los pies comparten ´reas adyacentes en el córtex, el cual gestiona los aspectos sensoriales.

Por ello, es probable que exista algún tipo de enlace entre ambas zonas del cuerpo humano.

¿Cómo germina la adoración por el pie femenino?

Otras teorías

Otras teorías sobre el surgimiento de la adoración del pie femenino, apuntan a la similitud en las curvaturas del pie y las caderas.

Según esta visión, los fetichistas del pie, asocian su estructura con la forma de las caderas y la pelvis.

Más adelante, han surgida otras propuestas para explicar la asociación del pie y la genitalidad.

Esta idea, atañe a las posiciones sexuales propiamente.

En otras palabras, durante el encuentro íntimo, el caballero puede observar la zona genital y con frecuencia también los pies

De esta manera, si la dama alza las piernas´, sus pies quedan a la misma altura de la pelvis.

Una propuesta más novedosa, afirma que los pies generan una impronta sexual similar a los senos, debido a que generalmente están ocultos.

Cabe añadir que la idea de desnudez suele asociarse con la mujer descalza, lo que permite observar su pie descalzo.

En esta última postura, predomina la idea de una erotización inconsciente del pie femenino por considerarlo oculto de las miradas.

 

Satisfacción sexual del fetichista

Satisfacción sexual del fetichista

Un individuo que manifiesta adoración del pie femenino, responderá siempre de la misma forma.

Es decir, mostrará excitación sexual.  Ésta, puede ser leve o muy intensa.

La respuesta sexual en estos casos, es muy parecida a la que cualquier otro individuo muestra frente a los genitales o los senos de una mujer.

El fetiche o adoración del pie femíneo, suele confundirse con otros fetiches, como el del calzado.

Ambas tendencias son diferentes, aunque suelen desarrollarse prácticas sexuales, similares con ambos fetiches.

Las diferencias entre estas aficiones, no significan la exclusión de una sobre otra, por el contrario están estrechamente unidas.

Los adoradores del pie femenino, disfrutan del calzado descubierto, sin que éste sustituya el fetiche original.

En ocasiones pueden coexistir ambos fetiches en un individuo.

Para los fetichistas de pies, el calzado, equivale a la lencería erótica, pues es capaz de realzar enormemente los atributos del pie femenino.

Muchos de estos individuos adoran ver los pies descalzos, pero sienten gran excitación al ver los mismos pies calzados en sandalias o zapatillas de tacón alto, que dejen al descubierto los dedos y el talón.

El pie como fetiche

Entre las situaciones más excitantes para los adoradores del pie femenino, se puede incluir la observación de una mujer caminando descalza en un lugar donde no es común, como una calle urbana.

Otros estimulantes pasionales suelen ser los calcetines, los anillos para el pie, las medias panty, los tatuajes y los olores penetrantes.

No es extraordinario que algunos fetichistas del pie femenino disfruten del olor de los pies sudados y en ocasiones sucios.

Cabe recordar que éste fetiche, se define por el gusto personal.

 

El pie como fetiche

Para un adorador de los pies, la atracción está definida por la estructura del miembro. Es decir, la forma, talla, el largo de los dedos, las uñas y hasta la pedicura juegan un papel muy importante.

De esta forma, encontrará pies que llamarán su atención más que otros.

Dicho de otro modo, puede enamorarse más intensamente de un pie que se adapte plenamente a su idealización del pie femenino “perfecto”.

La adoración de pie femenino no es, en modo alguno genérica. Es decir, que incluye una gran variedad de gustos.

Algunos adoradores, disfrutan del pie en calcetines mucho más que estando descalzo.

Frecuentemente, esta adoración no es platónica. El fetichista de pies necesita obtener satisfacción a través de prácticas eróticas. Estas, pueden ser tan simples con dar lamidas, besos, caricias,  o más extremas, como masturbarse.

Cuando las prácticas se desarrollan sexualmente, este fetichismo se inscribe en la categoría de parafilia.

 

El bdsm y la adoración del pie femenino

adoración del pie femeninoDentro de las prácticas que se desarrollan en la cultura sadomasoquista, el pie está considerado uno de los fetiches más usuales, junto al retifismo.

Una de las más inocentes es el aretifismo.

El aretifismo, es un fetiche usual entre las preferencias eróticas del fetichista de pies.

Se refiere al disfrute y excitación sexual que produce apretar o estrujar el pie entre las manos.

En las sesiones de BDSM, suelen incluirse los pies como un fetiche poderoso.

Los castigos que incluyen los pies, son comúnmente los azotes con varas y fustas.

También se incluyen los toques con palas o floggers y los juegos de cera caliente.

El bondage de los pies, representa un estilo muy particular y excitante de utilizar las ataduras como tortura erótica.

Se combina con el uso de plumas para producir cosquillas, o con las técnicas anteriores.

Es común que el sumiso manifieste este tipo de fetiche hacia los pies de su dominatrix.

Es una práctica generalizada que el sumiso o esclavo lama o bese los pies de su ama.

 

Prácticas sexuales más comunes en la adoración del pie femenino

adoración del pie femeninoCuando esta adoración pasa a la práctica, suelen llevarse a cabo muchas actividades de connotación sexual como el footjob.

El footjob, consiste en la utilización de los pies, por parte de la fémina, para realizar masajes, estimulación e incluso la masturbación.

Dentro de este masaje erótico, se dan lugar otras dos expresiones.  El toejob que se refiere al masaje con los dedos de los pies y el solejob, que se hace con las plantas solamente.

Cuando se desarrolla una sesión de footjob, se pueden encontrar algunas variaciones, como por ejemplo:

  • Sockjob: es cuando la estimulación se realiza con calcetines.
  • Pantyjob: se denomina así al masaje de los pies, cuando la dama se deja puestas las medias panty,
  • Shoejob: es una estimulación sexual en el miembro viril que se desarrolla con calzado. Usualmente se utilizan botas o tacones altos.
  • Sandaljob: es parecido al anterior, pero se utilizan sandalias.

Otras variables que están asociadas a esta particular devoción erótica son el trampling, y el tickling.

El trampling es muy conocido y disfrutado entre los fetichistas de los pies y el calzado.  Se desarrolla mediante el acto de pisar o caminar sobre el fetichista.

El tickling, representa ligeras torturas a la dama luego del bondage, a base de cosquillas en los pies.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *